Saltar al contenido

Black Mirror y la teoría de los 6 estímulos que encantan a tu cerebro

¿Cómo utiliza Black Mirror técnicas de Neuromarketing?

Una de las series de moda actualmente de manera indudable es Black Mirror, de Netflix. Podría ser una de las tantas que han tenido éxito de la plataforma estadounidense, pero con una mirada a nuestro propio cerebro, comprenderemos que no es casualidad.

¿Por qué nos gusta cada uno de los capítulos de la serie aunque no tengan relación alguna? ¿Por qué nos encantan las historias apocalípticas sobre desastres que provocamos nosotros mismos con la tecnología? Es cierto, una peculiar manera de gestionar una serie. Los capítulos con temáticas y personas tan distintas, sin embargo, todo gira en torno a una misma idea. Comprender la mente de sus segmentos de usuarios tan a fondo, que las producciones sean un éxito casi asegurado antes de empezar siquiera a grabar. De esta manera, entran en juego las Neurociencias y el Neuromarketing. 

La teoría de los 6 estímulos que encantan a tu cerebro

Para lograr comprender cómo utiliza Netflix este tipo de técnicas de análisis del comportamiento del consumidor, sólo necesitaremos revisar el capítulo número cuatro de la última temporada, Hang the DJ, con la teoría de los 6 estímulos del cerebro reptil presente.

¿Qué le gusta a nuestro cerebro reptil?

Cerebro reptil

1. CENTRADO EN SÍ MISMO

Hablando de manera coloquial, a nuestro cerebro reptil le encanta todo lo que tenga que ver consigo mismo.

En este capítulo se trata la digitalización de las relaciones de pareja a través de un sistema que analiza tu perfil y te asigna directamente una pareja por un tiempo determinado.  Este proceso se prolonga hasta que el propio sistema finalmente te asigna a tu pareja definitiva. Los participantes, pronto se dan cuenta que todo no va a ser tan perfecto como pensaban. Aunque la serie lo plantea en un escenario futurista, con nuevas aplicaciones como Tinder, no es un tema extraño y muy común a nivel global. De hecho, la mayoría de la población busca o tiene una pareja, un impulso instintivo común a nivel global. Por tanto, que el capítulo toque el tema de las relaciones de pareja en un escenario tecnológico cercano en el tiempo, atrae automáticamente la atención del espectador.

2. CONTRASTE

Desde el comienzo del capítulo conoces a los protagonistas y te preguntas, ¿de verdad? ¡Si no pegan nada!

Aquí no existen las casualidades. Hasta el color de la piel y apariencia física están pensadas al detalle. El contraste es un estímulo que activa el cerebro reptil haciendo que decida. En los colores de las imágenes, en las personalidades de los personajes o en la apariencia física. Percibir ese contraste en las imágenes y en las historias, te activa para que estés mucho más pendiente de la escena.

contraste

3. TANGIBLE

Tu cerebro está constantemente buscando lo que es familiar y amigable, lo que puede ser rápidamente reconocido. En otras palabras, lo que es tangible. Todo el mundo que vea el capítulo, seguro que recuerda su experiencia cuando conoció a su nueva pareja o una relación que no fue nada bien a través de una app. Estas historias que el cerebro automáticamente relaciona con una experiencia vivida conectan mucho más contigo ya que se activa a la vez la memoria, un "punto de apoyo" para que el cerebro procese la información.

4. EMOCIÓN

Las emociones provocan reacciones químicas que afectan directamente a la manera de actuar y de memorizar. No hay otro tema con más emociones para tu cerebro que una relación de pareja. Además, si como en este capítulo, se trata la historia de una relación imposible, mejor que mejor para atraer la atención.

Black Mirror, nueva temporada

5. VISUAL

Evidentemente, a tu cerebro reptil le encanta lo visual. Las películas y las imágenes nos apasionan (sobre todo al cerebro de los hombres). Tampoco los escenarios refinados y futuristas a lo largo de la serie escapan a nuestra percepción. Este amor por lo visual, "implica que el procesamiento visual entra en el “cerebro reptil” primero, lo que puede conducir a una conexión muy rápida y eficaz a la verdadera toma de decisiones." (SalesBrain.com)

 6. PRINCIPIO Y FIN

Al cerebro reptil no le interesa el desarrollo de las acciones. Le interesan el principio y el final. Como comentaban algunos célebres directores de cine, "lo que importa para conseguir una gran película, es que tengas un buen comienzo y un gran final, tratando de no cagarla en el medio."
El formato que ofrece Black Mirror, nos hace disfrutar mucho más que uno en el que tienes que ver 6 temporadas para conocer el final de la historia. En esta serie, cada capítulo tiene un comienzo y un final (normalmente intrigante). En apenas 50 minutos, puedes empezar y acabar con la historia y la temática que trata, y eso a tu cerebro le encanta. A pesar de que los guionistas hacen guiños a temporadas pasadas (tampoco es casualidad, la activación de la memoria), cada capítulo podría ser una serie totalmente diferente. 
Por todo esto, no es raro que las series de Netflix, y en especial Black Mirror, te gusten tanto. En la plataforma estadounidense, se realiza un trabajo intensivo de procesamiento de datos e investigación del comportamiento del usuario para que el éxito de sus producciones esté garantizado y puedan mantener su crecimiento e influencia en nuestras vidas y gustos.

Más artículos en nuestras redes sociales y en www.ecorevolucionario.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *